Los especialistas definen la obesidad como “la gran epidemia del siglo XXI” y España tiene una de las tasas más altas de Europa. En nuestro país, el 54% de la población adulta tiene sobrepeso y el 17% es obeso; en el caso de la población infantil, los datos no son menos alarmantes, el 40% tiene sobrepeso y el 18% padece obesidad.

Bajo este contexto, El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social a través de la AECOSAN, Agencia española de Consumo, Seguridad alimentaria y Nutrición, junto a varios sectores de la alimentación han acordado recientemente la implantación de un plan para la mejora de la composición de varios tipos de alimentos y bebidas y así facilitar las opciones más saludables. Este acuerdo tiene por objetivo promocionar los hábitos de alimentación saludables y la práctica de actividad física regular para combatir el sobrepeso y la obesidad, y mejorar la salud de la población.

Según ha señalado Antoni Bandrés, Presidente de AEFY, “los miembros de la Asociación Española de Fabricantes del Yogur (AEFY) llevamos muchos años reformulando para mejorar la calidad nutricional nuestros productos”. En línea con este compromiso y en línea con FENIL, AEFY se ha sumado al Plan de colaboración para la mejora de la composición de los alimentos y bebidas y otras medidas 2020 a través del cual sus miembros se comprometen a reducir un 10% de azúcares añadidos en las siguientes categorías hasta el 2020: yogur natural azucarado, yogur de sabores, yogur de frutas y yogur líquido, y una media de un 5% en yogur griego natural azucarado, yogur griego con frutas, natillas vainilla, flan de huevo y arroz con leche.

Cabe destacar que un yogur entero cubre menos del 5% del gasto energético medio de un varón adulto, pero permite cubrir más del 15% de las ingestas diarias recomendadas para el calcio y fósforo y más del 10% de la vitamina B2 y B12.

De derecha a izquierda: el Presidente de FENIL, la Dra de Aesan, el Director General de FENIL, el Secretario de Sanidad y los dos Presidentes de las Asociaciones que han reformulado sus productos (Leche y Batidos y Yogures y Postres Frescos),

 ¿Cuánto azúcar tiene un yogur?

En primer lugar debemos diferenciar entre los azúcares intrínsecos, o naturalmente presentes, y los azúcares añadidos, que se añaden a los alimentos para dar sabor dulce. En el etiquetado nutricional aparecen azúcares totales, que representan el azúcar naturalmente presente más el que se pueda añadir.

Los intrínsecos como la lactosa no están relacionados con el sobrepeso y la obesidad, mientras que los añadidos sí. La OMS recomienda que el consumo de azúcares añadidos sea menor al 10% de la ingesta calórica total diaria (<12 terrones). La reducción del 10% será sobre estos últimos, ya que los presentes de manera natural no se pueden modificar.

Un yogur natural contiene 5g de azúcar naturalmente presente en el alimento, los propios de la leche, la lactosa y sus derivados. Un yogur con fruta también contiene azúcares naturalmente presentes en la fruta, pero estos no son perjudiciales para el organismo.

Un yogur azucarado contiene este azúcar intrínseco más 9g de azúcar añadido aproximadamente, que representa 2,5 terrones de azúcar. Según el estudio Anibes[1], que analiza las fuentes alimentarias de azúcares añadidos en la dieta diaria de los españoles, los yogures azucarados aportan una media de sólo el 6,4% de los azúcares añadidos. Según las recomendaciones de azúcar de la OMS, es un alimento de consumo diario.

Además, las diferentes guías alimentarias establecen que el consumo de yogur es recomendable durante las diferentes etapas de la vida dentro del marco de una alimentación saludable y recomiendan tomar entre 2 o 3 raciones de lácteos al día.

1 Ruiz, Emma, y Gregorio Varela-Moreiras. 2017. “Adecuación de la ingesta de azúcares totales y añadidos en la dieta española a las recomendaciones: estudio ANIBES”. Nutrición Hospitalaria 34 (4): 45-52